21 ene. 2011

Antibióticos a partir del veneno de escorpión

Los escorpiones podrían cambiar su mala imagen si los científicos mexicanos del Instituto de Biotecnología de la UNAM logran su propósito: crear antibióticos a partir de su veneno. De momento están probando nuevos métodos para parar la transmisión del paludismo, y confían en conseguir la beca de un millón de dólares de la Fundación Bill y Melinda Gates.


Para conseguirlo, utilizan un péptido del veneno de escorpión (Escorpina) para así bloquear los canales iónicos de potasio y detener el paso del parásito Plasmodium al mosquito Anopheles, que transmite la enfermedad al picar al ser humano.

De todas formas, estas investigaciones de las propiedades del veneno de escorpión (que, paradójicamente, mata a 70 personas al año en México), no son nada nuevo. El Instituto de Biotecnología de la UNAM lleva más de 40 años investigando las propiedades de las toxinas de este veneno, y ya han logrado registrar unas 40 patentes (de antibióticos, péptidos, inmunomoduladores e inmunoglobinas de origen humano).

Este año, no obstante, las investigaciones podrían recibir un impulso importante si el Instituto y su grupo de científicos, liderado por el Dr. Possani Postay, logran la beca de la Fundación Bill y Melinda Gates. Las posibilidades de estos venenos son tantas que no parece que fuera a ser un dinero malgastado...

No hay comentarios:

Publicar un comentario