27 oct. 2010

Vietnam confía en el maíz transgénico para reducir hambre e importaciones

Foto: Spakattacks
La utilización de alimentos genéticamente modificados como ayuda para reducir el hambre en países en vías de desarrollo es siempre polémica, pero poco a poco se va aceptando que, si bien no es LA solución, sí que ayuda de forma importante. El último en depositar su confianza en los transgénicos ha sido Vietnam, que ha anunciado que a partir de 2011 empezará a cultivar maíz modificado.


¿Qué esperan conseguir? Muy sencillo: poder dar respuesta a la demanda del país de forma interna, sin tener que recurrir a la importación. Esta era su única salida hasta ahora, ya que aunque producen entre 1,1 y 1,2 millones de toneladas de maíz al año, necesitan 1,5 para alimentar a toda la población.

Por otra parte, la elección de maíz transgénico (frente a un aumento en el cultivo del maíz natural) responde a cuestiones prácticas: se adapta mejor a las condiciones meteorológicas y a los terrenos del país, además de ser resistente a las plagas, como han ido probando en el proyecto experimental desarrollado en todo Vietnam y cuyo resultado final es esta decisión.

El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural del país, Bui Ba Bong, ha anunciado además que en 2013-2014 empezarán también a cultivar algodón y soja genéticamente modificados, con el mismo objetivo de bajar el número de importaciones, reduciendo la dependencia de otros países y mejorando la capacidad económica del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada