19 nov. 2010

El bioemprendedor ideal

Foto: Lumaxart
A lo largo de estos meses hemos visto muchas de las características que debe tener una bioempresa, las claves de su éxito y de su fracaso. Pero, ¿qué debe tener un bioemprendedor? ¿Existen una serie de rasgos de personalidad que faciliten la buena marcha de su start-up y que los inversores confíen en él? Claro que existen y son, entre otros, los siguientes:


  1. Carisma y capacidad de expresión. Podría parecer una tontería, pero como bioemprendedor tendrás que defender muchas veces tu plan ante posibles inversores, clientes, etc. Todo será más fácil si eres un líder carismático que sabe cómo explicar su plan de forma que se entienda y resulte atractivo.
  2. Capacidad de gestión de equipos. O, dejándolo más claro, gestión de egos. Nadie quiere a un bioemprendedor que se rodea de un equipo más bien mediocre para seguir destacando, pero tampoco un equipo de estrellas con un ego tan grande que no saben trabajar en equipo. Trata de encontrar el equilibrio.
  3. Conocimiento técnico del área. No nos cansaremos de decirlo: no basta con ser un gran científico o un gran emprendedor, tienes que unir ambas materias. Una bioempresa no es una empresa cualquiera, y tú como bioemprendedor no deberías olvidarlo nunca.
  4. Energía e iniciativa (pero sin pasarse). Aunque en la cultura de exaltación del trabajo en la que nos movemos muchas veces parece que lo ideal es que una persona trabaje 100 horas semanales y en sus ratos libres (¿los hay?) vaya al gimnasio, en realidad no es tan bueno. Hay que saber parar y desconectar, para lo que hay que saber delegar. Las consecuencias de trabajar de más pueden ser fatales, tanto para tu empresa como para tu salud.
  5. Capacidad de liderazgo. Esto es tan básico como difícil de definir, ya que hay varios estilos de líder. Lo importante es que tú seas uno, ya sea de los autoritarios o de los pasivos.
  6. Buena trayectoria. Piénsalo así: si ya has tenido éxito en otra empresa, seguro que los inversores confían más en tu proyecto. Eso sí, ten en cuenta que haber tenido éxito en otro sector no se va a traducir de forma necesaria en éxito en este.

Por supuesto, que una sola persona reúna estas seis características es casi imposible, pero un poco de cada una sí puede lograr marcar la diferencia. ¿Las tienes?

1 comentario:

  1. LO IMPORTANTE DE UN PROYECTO GRANDE NO SON LOS GRANDES CONOCIMIENTOS SOBRE LA CUESTION; SINO LA DIRECCIÓN A LA QUE PUEDE LLEVAR A LA ZONA TANTO EN EMPLEO COMO EN DINAMISMO ECONOMICO.
    PODER VOLVER A PRESENTAR EL PROYECTO PODRIA SER UN AVANCE.

    ResponderEliminar