15 mar. 2011

Una planta de biocarburantes con orujillo

Planta de Cañete de las Torres. Imagen: Cardiles Oil Company
El próximo 23 de marzo se inaugurará en Cañete de las Torres (Córdoba) la primera planta de biocarburantes con orujillo del mundo. Al margen de la curiosidad del orujillo, la planta será también pionera al utilizar el sistema Kurata, consistente sintetizar, de forma catalítica, sustancias con contenido de carbono e hidrógeno en combustibles líquidos como la gasolina, el diésel, el queroseno o la nafta.

Las ventajas de la planta quedan bastante claras al ver las cifras: evitará la emisión a la atmósfera de 26.100 toneladas de CO2 y producirá unas 10.000 toneladas al año de biocarburante. Su consumo energético es mínimo, no consume agua, y se nutre del orujillo, que más allá de la anécdota, no deja de ser una materia primar autóctona con todas las ventajas de producción (y económicas) que eso supone.

Uno de los objetivos de la planta es servir de ejemplo, y demostrar a través de sus resultados la eficiencia y las ventajas del sistema Kurata frente a otros (que son, por lo menos, más costosos). El combustible que se conseguirá a través de este sistema será rentable y ecológico, con el plus de generar riqueza a partir de un algo que a priori es perjudicial para el medio ambiente (los residuos de la agricultura, la ganadería y la industria).

¿Más ventajas? La planta servirá para crear empleo y para investigar y perfeccionar el sistema Kurata. Además, gracias al acuerdo cerrado entre Cardiles Oil Company y el Grupo Santamaría, la planta tendrá el suministro de orujillo garantizado a lo largo de toda la vida de la planta.

Todo esto es la teoría, claro. La práctica comenzará el próximo 23 de marzo con la inauguración. A partir de entonces, veremos cómo funciona y si de verdad está tan lleno de ventajas como parece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario