9 ago. 2010

5 claves del buen/a bioemprendedor/a

O coñecemento científico non é suficiente. Foto: CIAT
Empezar un nuevo negocio no es nunca fácil, y menos en un sector como el biotecnológico, en el que a los conocimientos empresariales y financieros necesarios, hay que sumarles una base científica importante y un extra de financiamiento para que el proyecto salga adelante.

Pero encontrar el éxito es menos difícil si conocemos las claves básicas para conseguirlo. Estas claves, recogidas por la Fundación Genoma España, plasman las cinco características más importantes que debe cumplir todo/a buen/a bioemprendedor/a. Puedes conocerlas pinchando en "Leer más".

  1. Motivación e identificación. Es algo tan obvio que es fácil de olvidar. No basta con saber hacer las cosas, es necesario estar animado y transmitírselo a tus colaboradores y clientes.
  2. Formación multidisciplinar. Ser un científico/a reputado/a no es suficiente. Es preciso también conocer el sector a fondo y saber cómo montar un negocio. La capacidad de organización es tan importante como el saber científico.
  3. Paciencia y constancia. Podría pasar que el proyecto tuviera un éxito fulminante desde el principio, pero lo más probable es que haya que ir improvisando soluciones sobre la marcha para problemas con los que no se contaba. La investigación no acaba cuando abre el negocio, tiene que ser algo constante.
  4. Capacidad para asumir riesgos. Se puede alcanzar una rentabilidad muy elevada en este sector, pero hay que ser consciente de que todos los beneficios llegarán a largo plazo, por lo que el proyecto dependerá bastante, sobre todo al principio, de si el bioemprendedor es capaz de conseguir financiación.
  5. Flexibilidade en la búsqueda de capital (relacional e financiero). No solo de dinero viven las bioempresas: en este sector, los contactos, las relaciones y el acceso a los mercados son tan importantes como la financiación. ¡Olvidarse de hacer networking es un grandísimo error!

¿Garantizan estos requisitos el éxito de un proyecto empresarial biotecnológico? No. Pero seguro que, combinados con el programa Bioemprende, convierten el camino en un lugar mucho más transitable.

1 comentario:

  1. Estoy paseando por los interesantes enlaces de este blog que me aporta nuevas ideas.

    ResponderEliminar