27 jun. 2011

Agujas inyectables para evitar contagios

Las vacunas son uno de los grandes avances de la ciencia en el siglo XX, pero todavía hay varios obstáculos que impiden que puedan ser utilizadas de forma segura y correcta en países con recursos más limitados: lugares en los que las agujas se reutilizan sin esterilizar, en los que las vacunas liofilizadas pueden reconstituirse con agua contaminada, o en los que la cadena de frío que garantiza la conservación de las vacunas no es fiable. Ahora parece que nos acercamos a una solución: las agujas inyectables.

Se trata de un proyecto todavía en fase bastante temprana de la compañía AzureBio, que consiste básicamente en agujas inyectables sólidas que pueden ser administradas al paciente mediante un dispositivo desechable de forma bastante sencilla.

Las ventajas de estas agujas inyectables son varias, ya que acaban con los inconvenientes expuestos al principio del texto. Por un lado, evitan la necesidad de conservación en frío o de reconstitución con agua estéril, además de desaparecer la manipulación y reutilización de agujas hipodérmicas o la necesidad de personal técnico especializado en la administración de medicamentos.

Los beneficios de este proyecto son muchos, ya que como bien indican desde AzureBio, ayudarán principalmente a "niños en lugares menos favorecidos", evitando las cifras actuales: se estima que cada año "mueren 1,3 millones de personas prematuramente por reutilización de agujas hipodérmicas.

Desde AzureBio esperan poder tener un prototipo operativo de estas agujas inyectables en dos años, ya con datos de eficacia probada en animales para poder así ofrecer el producto a distintas farmacéuticas. 

Vía | Madri+d

No hay comentarios:

Publicar un comentario