17 jun. 2011

Bacterias que se autodestruyen para crear bioplásticos

A estas alturas ya no se le escapa a nadie que los plásticos tal y como los conocíamos hasta ahora no son un material sostenible por su negativo impacto en el medio ambiente. Es por ello que las investigaciones que buscan un nuevo proceso que permita dar con nuevos materiales plásticos a partir de residuos se han multiplicado en los últimos años. La que conocemos hoy ha sido llevada a cabo por un grupo de científicos adscritos al Proyecto Consolider Ingenio 2010. ¿Qué han hecho? Desarrollar un nuevo sistema para producir bioplásticos bacterianos con el que se podría ahorrar un 30% del coste de producción a escala industrial.


La investigación y estudio de los científicos dirigidos por la doctora María Auxiliadora Prieto, del Centro de Investigaciones Biológicas (dependientes del CSIC), tomó como punto de partida esa necesidad de desarrollar un nuevo tipo de bioplástico y fue investigando hasta lograr generar una cepa recombinante de la bacteria Pseudomomas putida que se autodestruye y libera así de forma controlada el bioplástico que acumula en su interior.

Una de las grandes ventajas de este nuevo proceso es cómo repercute en el coste industrial de extracción del plástico: al ser las bacterias las que facilitan esta extracción, disminuye el uso de grandes cantidades de disolventes orgánicos contaminantes, cócteles enzimáticos o detergentes. Y los cálculos dicen que el ahorro podría llegar a alcanzar el 30%.

Pero el grupo de investigadores de la doctora Prieto no se limita a esta investigación y está también generando bioplásticos de segunda generación cuya estructura química puede ser modificada después de ser generados por las bacterias. ¿Qué se consigue con esto? Muy sencillo: que el bioplástico adquiera el color, la elasticidad, la resistencia o la propiedad que se quiera para el producto para el que se vaya a destinar.

Vía | ECOticias

No hay comentarios:

Publicar un comentario