24 jun. 2011

El cultivo de neuronas humanas ayudará a comprender la epilepsia

La epilepsia es una enfermedad bastante conocida, pero quizá lo que no se sabe de forma tan generalizada es que los medicamentos existentes para tratarla no funcionan en un 20% de los epilépticos, y que de ellos, tan solo un 15% pueden tratarse mediante la cirugía cerebral. No obstante, las cosas podrían estar a punto de cambiar para los epilépticos que no se pueden tratar, ya que por primera vez se ha logrado cultivar neuronas y astrocitos humanos cuyo estudio ayudará al desarrollo de nuevos fármacos.

Hasta ahora estos cultivos se preparaban a partir del cerebro de roedores, y era muy difícil lograr estas neuronas a partir de tejido humano, pero los científicos del Servicio de Farmacología Clínica y Neurocirugía del Instituto de Investigaciones Sanitarias del Hospital Universitario de la Princesa, colaborando con el Instituto Teófilo Hernando (UAM), el Departamento de Farmacología y Terapéutica de la UAM y la Unversidad de Padua lo han logrado.

Más en concreto, lo que buscaban era establecer una serie de condiciones experimentales adecuadas para aislar y cultivar las neuronas y los astrocitos del cerebro humano y comprobar además su funcionalidad. Esto último se hizo estimulando tanto las neuronas como los astrocitos se estimularon con una solución de alta concentración de potasio, que provocó que la membrana plasmática de las células se despolarizara, se abrieran canales de calcio y se produjese un aumento en la concentración intracelular del elemento. Teniendo en cuenta que las neuronas se caracterizan por la excitabilidad eléctrica de su membrana, la prueba sirvió para comprobar que efectivamente eran funcionales.

¿De qué sirve haber logrado cultivar células nerviosas humanas funcionales? Muy sencillo: para abrir camino a nuevas investigaciones que den lugar a nuevos fármacos que puedan tratar a los epilépticos farmacorresistentes. Teniendo en cuenta además que el tejido utilizado para los cultivos era de pacientes que no lograban mejoras con los fármacos habituales, será más sencillo también investigar cuáles son exactamente los mecanismos de resistencia contra esos fármacos y cómo vencerlos.

Vía | SINC

No hay comentarios:

Publicar un comentario