1 jun. 2011

Mosto de uva para reducir los efectos negativos de la radiación

En el Instituto de Biomedicina de la Universidad de León (Ibiomed) acaban de hacer un descubrimiento muy importante: el mosto de la uva puede reducir los daños en el sistema nervioso que provoca la radioterapia, uno de los procedimientos más habituales en el tratamiento del cáncer. Y el responsable de este efecto positivo del mosto es la quercetina, un antioxidante presente en la bebida.

De los antioxidantes del mosto de la uva como la quercetina, la rutina, el ácido gálico, el ácido cafeico y el resveratrol ya se han hecho muchos estudios, y ya se conocían los efectos positivos en glóbulos blancos y defensas antioxidantes. El objetivo ahora, no obstante, era el de descubrir si estos efectos positivos también se extendían a las lesiones en el sistema nervioso, y todo parece apuntar a que sí.

En el Laboratorio de Técnicas Experimentales de la Universidad de León se llevó a cabo un experimento con ratas wistar: estas fueron divididas en dos grupos, uno recibió agua con glucosa y otro mosto. ¿El resultado? Los hígados de las ratas que no bebieron mosto (bebida escogida para aprovechar la quercetina sin tener contenido alcohólico del vino) estaban un 25% más reducidos que los de las que sí lo hicieron. Además, hubo variaciones significativas en las enzimas antioxidantes.

Por supuesto, esto todavía tiene que ser comprobado en humanos y en efectos más a largo plazo, pero la investigación parece fiable. Para el estudio se expuso a las ratas una cantidad equivalente de radiación a la que se exponen los pacientes humanos, aunque el objetivo es ahora ir también cambiando la intensidad y el periodo de duración de la radiación, para saber si los efectos positivos tienen lugar también cuando los pacientes son sometidos a sesiones radiológicas más largas.

Vía | EuropaPress 

No hay comentarios:

Publicar un comentario